Recordar, sin nostalgia

Me gusta estar sola en mi casa por las mañanas de los sábados, PORQUE HOY ES SÁBADO, y escribir sobre el fin de semana, sobre mi máquina de escribir, regresar al rastro. Sobre una familia: sobre nosotros sedentarios, o sobre el cuidado de nosotros en nuestra casa. Ahora que no viajamos y ahora que los dilemas son otros, ahora que seguimos teniendo tierra en nuestra cama, y ahora que no la hemos movido desde hace un buen rato, por las habitaciones de la casa, no tanto rato! Ni por los barrios, ni por las fronteras entre España y México, o viceversa, como quieras… Reconocerlo, sin duda, me acerca a la satisfacción, que es un camino en dirección a la luz del sol.

Y al calor. Y a Flikr.

No me he planteado y si me he planteado, porque me planteo y replanteo…aquella noche de Sant Jordi, en una fiesta, en un terrat de Barcelona. Regresar una y mil veces a los lugares amados, cuantos! HE AMADO. Para abrazar a mis amados, para tocarles y contagiarme (y contagiarnos x1.000.000.000.000) …porque me hacen TERRIBLE falta, porque la distancia curte y te escama; y el amor se cuela en mis sueños.

Al final o al principio, no sé, puede que no sea ESCRITORA sino poeta, y que a la vez haga listas en la pizarra para 1. Poner música a NOTORIEDAD, como si mi vida así como está, tal y como es, no fuese suficiente. Me empeño, me esfuerzo, sufro. ¿Cuántas vidas quiero?

Ninguna sin música.

Tal vez sea una adicta a CAMINAR y al CAMINO; y por eso no pueda cambiarle el título a este Blog, aunque aquella aventura haya acabado…Tal vez sea sólo una enamorada de las mañanitas que nos seguimos cantando y de aquellos PLACERES DE UNA VIDA TRANQUILA. Adicción a los mariachis y a Veracruz!. Una adicta al AMOR y a las ODAS a México. Reconocerlo, sin duda, me reconforta y me alimenta, como una PATRIA QUERIDA.

Aquella noche en el terrat

me cogieron de las manos y fijamente, entre las líneas, miraron adentro de mis ojos, como una premonición.

Mi propia contradicción. Ante mí con claridad: mis sueños.

Reconocerlo, sin duda me fortalece.

Y florezco por dentro. Es primavera!

Vamos a cantar.

Dia del Padre


Así comenzó este día


Habita mi cuerpo

¿Y qué cuerpo quieres habitar? ¿Uno que no te duela? Uno blandito, como nuestra cama.

¿Existirá acaso, un cuerpo vivo sin dolor? Mi cuerpo me duele y mis músculos se tensan, mis dientes se pudren y mis encías sangran, como sangro yo entera cada mes. Blablabla. ¿Me seco?, ¿Ensordezco?.

Quiero. Deseo. Me Pido. Peleo.

Descansa. Uno esponjoso, como Bob.

Uno bien húmedo. Uno cálido.

Uno que me sostenga. El que tengo. Es único.

¿Qué es lo que tienes?

¿Qué es lo que tengo?

¿A mi alrededor? ¿Dónde habito? ¿Cómo llegamos aquí? ¿Qué me olvidé en los bolsillos?. ¿Cuáles son mis botas? de entre todas las que nos esperan ordenadas en el armario de la entrada. ¿Cuáles? Habito el cambio, la transición hacia otro lugar, eso lo sabemos. Esto es seguro, lo inseguro. ¿Cambia todo y de repente ya está? FIN. ¿El todo se acaba? ¿Para siempre? ¿Y deja de cambiar?

Nuestras mañanas.

¿Vuelve la vida a renacer de la muerte? Cuando estamos juntos, ¿cuánto tiempo después?

Son así.

¿Dónde?

Abandona la mente. Escapa. No lo puedes saber. ¿Lo puedes percibir?. Para habitar tu cuerpo y sentir tu piel en relación a este momento, basta con detenerte. Deja de hacer lo que estés haciendo.

Paráte. Deja de estar encima de tu madre.

Disfrutar del cuerpo, mmmmm,

además del sexo, basta con algunos ratos de sol, o con acariciar a nuestros perros, o con escribir de vez en cuando…

es suficiente y necesario a la vez. Microbios de salud para el cuerpo: elfondodelacuestion.

¿Alguien conoce algo que no cambie nunca? Acontecimiento, persona, padre, trozo de universo, relación. Lugares inmóviles congelados, recuerdos paralizados. Lo inerte, ¿quién lo conoce?.

¿Cambian de lugar? Todas la preguntas que me habitan…por dónde me habitan.

Tú búscamelas!

En qué habitación. Cuéntame el secreto. Así comenzaba este año de pandemia. Nuestra canción sobre el 2020, cuando aquel encierro obligado de tres meses. Sin movernos lejos de los cuadernos, con varios chiquitos y grandes, a la vez…soñando, latiendo, respirando hondo. Profundizando, agarrados.

2020 ¿Celebramos el día del padre? Sin flores y sin floristería, sin plantas, dibujamos a la Diosa Verde en la pared, y nos olvidamos de su nombre. Es la Diosa Tara!. Celebramos, un año después, cuando la pandemia todavía no ha terminado, tu ANIVERSARIO. Junto con el DIA del PADRE. Tuvimos mucha suerte porque pudimos estar juntos. Todo nuestro tiempo, en casa. Con mole.

No es cierto. Hoy hacemos el mole.

Hoy que no hemos terminado, que esta historia está inacabada, como todos estos fragmentos de viaje, sin viajar, te recuerdo mucho. Y suerte con nuestro pequeño balcón. Desde que regresaron nuestros amigos, los floristeros- después del cierre obligado- cómo pensábamos en ellos. Nos hemos rodeado de plantas de interior, por todos los rincones de nuestra casa. Un año después, hemos salido bien poco, no hemos pisado la arena de playa, seguimos buscando por aquí, ventanas adentro…

Así seguimos, encerrados por un virus. En nuestra terapia de luz. Sobreviviendo lejos y cerca de la familia que tanto queremos.

 

 

 

Algo minúsculo

Tréboles!

Sostener la práctica para estar aquí y ahora, como si fuera un regalo antes de disolvernos lentamente, antes de desaparecer ¿para siempre?. Disfrutar de estar los unos con los otros, los vivos con los muertos, también anhelar a los que ya no están cerca, a los que ya partieron. Agradecer al amor que se materializó, pero con el apego encima…de la materia, de la gravedad, qué densidad. Las sombras de la noche.

Me voy a preparar un café, mejor. Con una cucharada de miel. Un café dulce. Y voy a correr las cortinas para que entre la luz tenue, para que las hojas secas recorran todos los rincones de la casa. Para que muera lo viejo. Y qué bonitos los tréboles!

Y si fuera fácil, por las noches encontraríamos a nuestras estrellas. Pero la escritora es incapaz de recordarles sin llorar. Parió este otro post triste. De su cuerpo, de su memoria, de sus ojos sumergidos en el mismo Océano, sin gafas…y ella detrás, tecleando. Si. Escuece el mar. Es salado, mejor reconocerlo con un pañuelo en la mano y sonreír tímidamente: este no iba a ser el post de esta mañana, pero deja al verso, libertad. Y al agua, sanar y recorrer nuevos caminos, sobre viejos caminos. Y si fuera fácil, para algunas heridas internas, cultiva aloe vera.

También somos así, ¿o no? Ciclos de la vida, ciclos de la tierra, ciclos de agua y ciclos de luz. Y algunos ANIVERSARIOs nacen chuecos. Luces y sombras. El espinazo del diablo y los tréboles, en el balcón del @elmejorviajedelmundo .

¿Tu te asomas a la oscuridad, o vives en ella?

RENACER CON CADA MUERTE,

Liderazgo


No pareces humano

NO PARECES un HUMANO!


 

No tengo idea de la naturaleza de tu mutación,

Si es que te oxidas,

Si no fuera por mi calor…

¿Cómo brillarás, entonces? ¿Cómo nos guiarás?

Sin pedigree,

¡CUANTAS ATADURAS PARA DESPEGAR!

EL CONGOST

31 DE OCTUBRE DE 2014

AGENDA. DIARIO. EN LAS PUERTAS DE EMBARQUE,

en un momento muy delicado y duro, con dificultades que vamos sorteando con los días

mientras se acercan las FECHAS IMPORTANTES.

Y no lo digo sólo por el referéndum consulta proceso participativo de Catalunya.

9 DE NOVIEMBRE, NOU 9N, VISCA. YO VOTARE sisi,

Sino porque…Glup.

Dejo mi curro, mi asentamiento por muchas horas al día,

el viernes 7 de noviembre, fecha aniversario a futuro,

como el 10 de noviembre, nacimiento, o como el 15 de noviembre, boda.

Festejamos #la despedida,

o #la nodespedida porque nos da mucho palo un acto así con los amigos,

el 8 de Noviembre, todo el que quiera está invitado,

aunque tampoco será la primera vez, de entre esas otras veces en las que recuerdo,

he recordado la canción, #porque siempre hay un regreso…de Calamaro.

El temazo o single es que vuelve  a no haber fechas.

Alguien que una vez llegó a BCN, sin tener claro cuánto tiempo se quedaría,

cuando le preguntaban, por cuánto tiempo te quedarás,

pues ahora saben todos, fueron 14 años…aproximadamente.

Glup.

Estamos de ruptura, dentro de esta sociedad, dentro del conjunto,

conviviendo con las tensiones y escletxes, rodeados de corruptos.

En un Estado que apesta.

Con la llegada del Otoño,

se mueven en manada para dejar el asentamiento de Eixample,

cambian la piel para el nomadismo.

Fuimos sedentarios en la ciudad que nos encontró

però, como dicen los catalanes…

nuestras almas nómadas, le exigen este proceso que vivimos a nuestros cuerpos,

que nos mueven por los caminos.

Uno de ellos a cuestas de los otros, con menos de 10 kilos.

Raíces, palets por armar y embarcar, mercancía por inventariar,

muebles por desmontar, cocina por limpiar, lámparas por arreglar,

pañales por cambiar, niño por bañar,

¡Mucho!.

El Administrador de fincas por solucionar, la compañía de internet por restablecer,

las fotos de la agencia por disparar, los inquilinos por encontrar…

¡Y la Independencia de Catalunya en juego! ¡Por ganar!

Intenso, però…

mejorará en 1 semana, pienso, cuando estemos juntos en la puerta de embarque,

cuando nos miremos a los ojos:

una familia encaminándose a un nuevo puerto,

muy lejos del Mediterraneo.

acerca de LA ARRIBADA

Gas

Atardeceres rojos, Barcelona

Atrapado entre las ramas de un árbol,

todavía me queda gas,

pero mi vuelo se truncó,

por azar y por desidia.

¿Te das cuenta, escritora?

hermana de los objetos que se hinchan!

Cada minuto es un grado menos, el cielo se está amoratando.

La Tierra y sus seres vivos,

concretamente este gigante del Parque de El Retiro,

me entretuvieron la vida,

la crearon, la transcurrieron, la encarcelaron.

En una semana habré muerto,

sin voluntad.

¿Podrás asistirme?

¿estás enferma de necesidad?

Contigo así,

ignorante,

descenderé hacia lo desconocido

a gran velocidad,

o me transportará el viento

de nada en nada.

Tengo miedo, entiéndeme.

Entre mis compañeros,

llegué a creerme inmortal,

sin riesgos, sin preguntas.

Soy fruto de un comercio para el capital de algunos hombres

y el deleite de los niños.

Sólo eso.

Este aire comienza a removerse,

también tu bufanda vibra.

Escritora,

por instantes fugaces

tengo consciencia de mí mismo

a través de tus venas,

por entre los delirios fluidos de tu imaginación,

me impulsan tus latidos

y trato de escapar a través de tu mente.

¿Para qué mi existencia?

Sólo tú me ves temblar

y unas ramas pesadas me detienen.

Tengo un color azul vivo para llamar la atención.

He estado anudado a la muñeca de unos ojos deslumbrados,

por muy poco tiempo

y vuelta a llorar.

Me fabricaron sin alma,

a la imagen y semejanza de una moneda de euro.

Fui capricho de Navidades,

hasta que me deshice del nudo.

Con la ayuda de la furia del atardecer,

y los movimientos torpes de un bracito descuidado.

Sentí que tendría una única oportunidad,

para elevarme por encima de todos,

malabaristas, vendedores ambulantes,

familias sin tiempo, para gritar,

a través de la escritura de este cuento.

ESTÁIS ESTÁTICOS,

COMO LAS FIGURAS DE CRISTAL DE AQUEL PALACIO.

Pero todo fue muy rápido,

mi libertad,

mi casualidad,

mi esperanza,

mi azar… Hasta quedarme atrapado de nuevo.

Hasta contemplar mi muerte a través de la escritora,

y su desidia.

Hasta COMENZAR

en un lugar diferente cada día.