Caminar,

caminar-xiimbaj

Aquel día decidieron caminar mucho.

XIIMBAJ.

Caminaron mucho durante 7 días sin parar por las cordilleras de Lesotho. Fueron los primeros pasos, los del primer par necesario. Y un poco después, de la barriga de la mujer nació la abundancia con cabeza de berenjena, del segundo par, el segundo de los varones, el elegido…Y caminaron mucho por donde el águila se encontraba a la serpiente encima de un nopal sobre la laguna, la ciudad marcada con una x en los mapas de sus libretas de viajes: atravesaron las autopistas en horas punta hasta donde habitan las ardillas, justo cuando el primero de la cuarta generación d’Amadores decidía sus propios pasos, chistosos pasos de rumba entre la gente que va y viene…Caminaron lo más lejos que les llevaron sus PROPOSUEÑOS, a escasa velocidad, agarraditos de la abundancia. Acumularon lo que les cupo entre sus manos y crecieron para tener más manos, bordeando las orillas; Y más primos y más hembras. Y después, entre los libros de las estanterías de la biblioteca de la primera planta de la casa del abuelo, hasta un sofá de dos plazas duras en aquella habitación sombría donde ocuparon tres maletas abiertas. Atravesando el horizonte, aquel día decidieron lo insólito! El desafío de la transformación de solteros citadinos rodeados de individuos bajo tierra, a familias nómadas con arcos y jarras para la caza y las moneditas, una aventura de sedentarios a nómadas. Yo me encomiendo a tí, virgen de las andanzas!, susurraron mientras el primer caballito de MEZCAL añejo. Y a la vez, se besaron, una vez más, una última?…Caminaron la locura de crecer hasta el segundo par, completamente innecesario. 9 lunas después, entre mantas, bordeaban la otra orilla, saltaban rocas cuando todo se hizo lo más pequeño que nunca imaginaron, del tamaño de una cuadra por la sombra, la distancia corta del airecito del ventilador rotatorio en movimiento, de la silla de la abuela al agua de sandía que se enfría en el refrigerador. Llegaron al lugar! , pero…con un bebé entre sus brazos prosiguieron el camino, por delante de sus pasos. Salieron de la casa, los perros corrieron a por las bolsas de basura mordidas de los vecinos, expandieron sus desperdicios, ensuciando las calles del fraccionamiento, hacia el mejor de los mundos posibles para dos burgueses, come mierda de ciudades. Gritos y más gritos desde las palapas de la plaza por los caminos de piedra hasta la rotonda donde la parada del colectivo.

Jet Lag, así se hace llamar

Yaan

Yaan Zapatista

San Cristóbal de las Casas,

Chiapas, México.

Al parecer, no vendimos nuestros sueños

-Ni vendemos-

No cambiamos de parecer a la primera de cambio

No escuchamos a los que nos auguraron

malos viajes sin retorno

– CONTRERAS-

Simplemente nos agarramos de la mano

con fuerza

el amor y la esperanza en nuestras mochilas, la comida

el miedo a nuestras espaldas…

-NOS PERSIGUE EL MIEDO-

De sedentarios nos convertimos en nómadas

como propósito,

y TAMBIÉN en el camino,

con cada huella

hasta donde un día construyeron una civilización

los mayas

sobre el acantilado,

frente al horizonte donde nuestras miradas

se pierden

una cosa después de la otra,

encadenamos contextos

decisiones horribles, 

discusiones y desapegos en el camino:

nada es sencillo cuando se vive, luego es más fácil cuando se cuenta

en movimiento, detrás de nuestros pasos.

Todo.

Y Todos.

Los que se acostaron «apretaditos» junto a nosotros

la familia que elegimos

cuando anochece para buscar la luna 

y mirar a las estrellas

desde San Cristóbal de las Casas, 

desde Oventik,

gracias a los «compas» zapatistas

fue una cuestión de hacia dónde mirar: 

de objetivos, de rebeldías

y de resistencias

seguimos, a pesar de la enfermedad.

Aprendemos a atravesar las selvas del infierno verde,

hasta los cenotes.

PD: Yaan

Casi tres años después comprábamos un diccionario en el aeropuerto de Cancún, mientras esperábamos un vuelo para regresar a Veracruz, y buscábamos el significado de tu nombre:

SER, EXISTIR, TENER

UNA SANGRE

Los Propo-sueños

SAN JUAN DEL SUR
San Juan del Sur en Nicaragua

Compuestos por los cinco elementos: madera, fuego, tierra, metal y agua, brotaron de las 4 manos con sus 20 dedos, de los creadores del pollo con bechamel galardonados en el Hostal El Albergue, la Nochebuena del 2008, en la ciudad leonesa de Nicaragua.

Con profundas raíces excavando en el sudor, el dolor y el hambre, y ramas afiladas extendiéndose por el horizonte marino, los propo-sueños emanaron sangre del tajo de un navajazo, una noche oxidada, en un antiguo cuaderno en blanco.

Pero toda herida desea sanar, porque a eso tienden los agravios, y con las estaciones, los proposueños cambian de piel, de color y de olor; de la corteza dura al tierno brote, de la podredumbre del moho verrugoso, hacia el fuego y el metal, forjaron las herramientas que nos permiten combatir en el camino.

La creación de un espacio: Search, de donde colgaron por un tiempo los extraños frutos de Billie Holiday, la preparación del maratón de Barcelona, la celebración de amaneceres de neoprenos en invierno, la búsqueda del sueño vegano, sin pausa. Adiestrar a La Negra.

Nuevos proyectos para tocar y bolos con Kwame, ahorrar para tener un hijo y visitar México.

Atesorar el compromiso de no gastar, de no consumir, de beber agua y frecuentar mercados de intercambio. Conocer mejor a nuestros vecinos, y no parar de correr. Actividad física diaria.

Abrir La Reina del mezcal, producir un estudio casero, ensuciar menos, no discutir sino cuidarnos tranquilamente. Puro amor. Cultivar marihuana, conseguir un trabajo para disfrutar de nuestras familias. Presentar al nuevo Ortega, y seguir guardando para la hermanita. Multas No.

Meditar cada día, reparar la cámara de fotos, “botitas” con los perros al menos una vez por semana, menos azúcar y actividad de piscina con nuestro YAAN. Fabricarle un bajo. Leer más y fundar una biblioteca de historias compartidas.

No estrés con el trabajo, ni por el trabajo, ni en el trabajo, la ilusión puede con el cansancio. Paciencia y Esperanza,

Así los proposueños se re-casaron, se embarazaron, se re-nombraron y re-juvenecieron, optimistas y sin miedos: “Summer mind and DUBI”, cruzaron el charco y llegaron hasta Veracruz, en Agosto del 2014.

Nos oxigenaron y resolvieron la encrucijada.

No sabemos si fue con ese propósito que vinieron al mundo, como empeño de brújula, o si de la placenta de sueños de aquellas manos entrelazadas, entre las aguas de Nicaragua, lo que sí parece seguro es que re-orientaron nuestros destinos.

ELEMENTS